Skip to main content
Reservations recommended. Reserve tickets here.

Declaración del Museo de Historia Natural de Utah en respuesta al racismo e injusticia social.

Read this page in English

5 de junio de 2020

Nos sentimos desconsolados ante la injusticia y el racismo sistémico que amenaza a los afroamericanos y las comunidades de color en todo el mundo. Nos solidarizamos con los que están en duelo; los que se sienten desamparados y enojados; y nos unimos a todos aquellos comprometidos con la igualdad racial y la justicia social.

Para el Museo de Historia Natural de Utah, la diversidad es un valor sustantivo. Nos esforzamos por servir a un público diverso; reconocemos que la fortaleza y sustento de esta organización son la pluralidad y la inclusión.

También reconocemos nuestra posición de privilegio social. Reconocemos que los museos suponen una larga historia basada en el colonialismo y que la ciencia académica se ha fundado en injusticias sistémicas. Estas enseñanzas y estructuras necesitan urgentemente ser analizadas y reconstituidas.

Con humildad, estamos comprometidos a aprender de la comunidad y población BIPOC (afroamericanos, indígenas y personas de otro color) sobre cómo podemos ser mejores defensores y aliados para ellos. Reconocemos nuestra función como institución educativa para la comunidad y como tal, la necesidad de aprender de ella. Deseamos escucharlos y aprender de todos.

Estamos conscientes de la necesidad de reflexionar sobre lo que estamos haciendo y comprendemos lo mucho que queda por hacer. El camino hacia la justicia social y la equidad racial es largo, y estamos comprometidos a tomar medidas más significativas para avanzar en este trabajo. No podemos volver a "lo usual".

Aspiramos a ser un espacio seguro para la comunidad, y responderemos siempre a nuestras fallas; en consecuencia, nos comprometemos a:

  1. Abrir el museo a los miembros de la comunidad que dirigen y participan en conversaciones relevantes.
  2. Buscar y crear colaboraciones con personas y organizaciones que realicen activamente este trabajo.
  3. Exhortar a la comunidad a que nos señalen los prejuicios y errores que identifiquen en nuestra institución para corregirlos o eliminarlos.